Click para ver mas imágenes.

RECONOCIMIENTO DE EXPERIENCIAS PEDAGÓGICAS

8 de mayo de 2015

EN EL DÍA DEL MAESTRO, EDUCACIÓN RECONOCIÓ EXPERIENCIAS DE QUIENES EJERCEN CON VOCACIÓN ESTA LABOR

El Ministerio de Educación del Chaco reconoció, a través de ocho historias que ilustran el esfuerzo y el trabajo docentes, a todos los trabajadores de la educación: a quienes se desempeñan en escuelas rurales y urbanas, en modalidades de plurigrado, en los niveles Inicial y Primario, Especial, Intercultural, Adultos, y a todos aquellos que, desde su lugar, engrandecen la profesión en cada punto de la provincia. “Porque sabemos que hay muchos docentes que además de su compromiso con la institución, lo tienen también con su pueblo, por eso valoramos sus historias y los reconocemos”, señaló el ministro de Educación, Sergio Soto, al homenajear a los docentes en su día.

“No hay mejor manera de recordar el 126º aniversario del fallecimiento de Domingo Faustino Sarmiento que, comprometiéndose con su comunidad, conociéndola y construyendo entre todos, todos los días, la Patria grande”.

EXPERIENCIA PEDAGÓGICA EN PLURISALA

Marcela Leandra Cabral trabaja actualmente en el Jardín de Infantes anexo a EEP N° 862, ubicado en el Lote 39 de Colonia Aborigen de Machagai. Esta institución cuenta con una matrícula de 19 alumnos en plurisala, todos de la comunidad qom. Durante los años 2011, 2012 y 2013, Marcela coordinó las jornadas de Escuela de Verano, durante las cuales, además de realizar la tarea pedagógica, fue la responsable de realizar las compras de mercadería para la alimentación diaria de los alumnos, con una matrícula que sumaba un total de 40 chicos.

En palabras de Marcela, la labor diaria se resume en pensar que “el Jardín de Infantes tiene que ser un espacio en donde se aprenda a convivir con personas diferentes a uno. Tiene que basarse en la diversidad y tiene que ser aquel lugar en donde el ser humano aprenda a ser persona, aprenda a vivir en el mundo y donde, por supuesto, reciba buenos conocimientos”.

REVALORIZACIÓN DE LA ENSEÑANZA INICIAL

Elena Dul trabaja en el proyecto “Desarrollo Profesional en Alfabetización Inicial” desde 2012, donde promueve proyectos personales e institucionales, y colabora con la formación de nuevos docentes, con alumnos próximos a recibirse.

En las vacaciones de verano de 2014, Elena recibió la visita de una mamá que venía a contarle que su hija no vidente ingresaría a la escuela y formaría parte de su primer grado. Elena aprovechó las vacaciones y se preparó para poder enseñar con el método braille todo lo referido a alfabetización inicial y el resto de las áreas. Los resultados fueron excelentes, no sólo para la niña, sino también para el resto de sus compañeritos, que se interesaron por aprender este lenguaje.

La mamá, muy satisfecha, socializó la presencia de su hija en el aula y junto a la maestra sumaron el compromiso y la colaboración de todos los padres, docentes y alumnos en la trayectoria vital de la niña.

EDUCAR EN EL CHACO PROFUNDO

Juan Carlos Campos inició su carrera docente en el año 1993, en la EEP N° 958 del paraje Santa María, jurisdicción de Fuerte Esperanza. Recorrió durante su trayectoria distintas escuelas, todas rurales, de El Impenetrable chaqueño.

En 2007 comenzó a trabajar en el anexo del paraje La Guarida de la EEP N° 958. A lo largo de su carrera, siempre se destacó por su entrega y dedicación a la tarea docente, comprometiéndose con los alumnos y las comunidades en donde se desempeñó.

Con respecto a su función pedagógica, Juan Carlos es un modelo de trabajo en el plurigrado, llevando adelante distintos proyectos áulicos con estrategias innovadoras, y aprovechando los recursos del medio, revalorizando el contexto y las tradiciones del lugar. Actualmente es reconocido por la gran aceptación, afecto y apoyo constante que recibe de la comunidad, donde los padres han realizado distintas solicitudes para que el docente no se vaya ni sea reemplazado.

EDUCAR CON AMOR

Irma Elsa González de Cuadra comenzó a trabajar como maestra suplente en el año 1989 en la EEP Nº 759, pero durante su carrera pasó por distintas instituciones y grados, como también localidades, desempeñándose por ejemplo en Selvas del Río Oro.

Así fue que llegó a desempeñarse como capacitadora de Educación Rural, tomando su rol como comunicadora y compartiendo con sus colegas el aprendizaje en cada taller del que formó parte. Según destacan quienes la conocen, “su único afán es mejorar la calidad educativa de todos los niños y niñas con quienes trabaja, ofreciendo su apoyo incondicional, brindándose con todo el amor que demuestra a sus alumnos y a su comunidad”.

PRESERVAR LA CULTURA DESDE LA ESCUELA

Germán Díaz es Auxiliar Docente Aborigen de la EEP Nº 1061 del paraje Víboras Blancas de El Espinillo, relevado en sus funciones para conformar el equipo técnico pedagógico de la Dirección Regional 5, como referente indígena. Se destaca por la mediación que realiza en las escuelas de población aborigen ante situaciones de conflicto entre la comunidad y las escuelas, desarrollando una tarea de concientización sobre la importancia de preservar la cultura y la lengua originaria, pero también la necesidad de que los alumnos realicen estudios superiores, invitando a los
docentes a trabajar en esa dirección.

Su espíritu de superación lo llevó a gestionar un proyecto de Bachillerato Libre para Adultos Bilingüe Intercultural en el barrio Nocaayi, de Juan José Castelli, donde trabaja como profesor de Lengua Qom.

Su colaboración se reconoce en las capacitaciones provinciales “Escuela Chaqueña” para la atención de instituciones educativas con población aborigen.

COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD

Sandra Beatriz Arce egresó con el título de Profesora de Pre-elemental de la Facultad de Humanidades. Se desempeñó como maestra jardinera en varias Casas del Sol dependientes del Ministerio de Desarrollo Social, atendiendo a niños de escasos recursos.

Luego fue designada como maestra de sección suplente en varias instituciones de Nivel Inicial en diversas localidades pertenecientes a la Dirección Regional 3. En todas dejó su impronta, por su calidad en la atención de los niños y por el lazo creado con las comunidades, así como la por gestión de donaciones de materiales didácticos, útiles escolares y mobiliarios para cada una de las instituciones en las que trabajó.

Actualmente se desempeña como maestra de sección interina en el anexo de Puerto Eva Perón perteneciente al Jardín de Infantes Nº 141 de Puerto Bermejo. Se caracteriza por su gran entusiasmo en la función que desempeña, su compromiso y responsabilidad con la educación de los niños.

PROYECTOS COMUNITARIOS

Dora Ester Andrés tiene 30 años de antigüedad en la docencia. Comenzó a desempeñarse como docente del Nivel Inicial el 21 de marzo de 1984 en el Jardín N° 27 “Rita Latallada de Victoria” de Las Breñas. Desde entonces ha trabajado en distintas instituciones de Hermoso Campo, Las Piedritas, e India Muerta.

Coordina y participa de distintas experiencias pedagógicas, algunas de las cuales se mencionan a continuación:

- “Leer para crecer”, cuyo objetivo es desarrollar el placer y el interés por la lectura.

- “Unidos en familia”, cuyas actividades están pensadas para que los alumnos valoren la importancia de la familia en la vida personal.

- “Tejiendo un futuro mejor”, promueve cambios sociales hacia la participación y el ejercicio de los derechos de todos los niños y las niñas.

- “Rescatemos nuestros valores”, impulsa y rescata los valores propios del triángulo educativo (estudiantes, docentes y padres de familia).

SENTIMIENTO DE PERTENENCIA

Pero como los docentes no trabajan en soledad, también incluimos en este reconocimiento a quienes trabajan articuladamente en sus instituciones. Un ejemplo de esto es el proyecto “Aquí está a tu pueblo, patria mía”, que llevan adelante los docentes de la EEP N° 65 “José Luis Araujo”; la EEP N° 873, la EEP N° 270, “Arístides Luis Paleari”; y la EEP N° 199 Anexo 1 (ex EEP N° 491), jurisdicción de San Bernardo.

El objetivo de este trabajo es recuperar la escuela del ámbito rural como centro cultural y educativo, involucrando en la vida cultural a toda la comunidad, a fin de promover su desarrollo y sentimiento de pertenencia; rescatar y fortalecer los valores, tradiciones, costumbres que nos identifican como ciudadanos argentinos; y construir y desarrollar redes de colaboración entre escuelas rurales para reflexionar, compartir experiencias y organizar acciones conjuntas que lleven a contrarrestar el aislamiento del quehacer educativo.

 

 




Volver