mar/08

20

SE INAUGURÓ “MEMORANDA”, COSAS QUE SE DEBEN RECORDAR

Ni la amenaza de tormenta ni el calor asfixiante disminuyeron la nutrida concurrencia, integrada por personalidades de la cultura, estudiantes del instituto de Bellas Artes, y particulares que dio cita durante la noche del viernes en la Casa por la Memoria para participar de la apertura de “Memoranda”con dibujos y pinturas de María de los Ángeles Soler.

“Recordar para no repetir es una posición ética. Por eso estas Memoranda –“cosas que se deben recordar” – son necesarias” afirma la autora de la muestra, integrada por pinturas y dibujos que rememoran el terrorismo de Estado y homenajean a las luchas sociales a través de un recorrido por clásicos de la pintura argentina.

“Yo estoy cercana al museo de la Casa por la Memoria raíz de haber realizado cursos de perfeccionamiento y talleres que se dictaron allí, como el de Mariano Sappia, el año pasado, o este año el curso de Juan Carlos Romero, y me interesó el hecho de montar la muestra porque soy de la generación del proceso, viví la adolescencia y preadolescencia en ese momento álgido del país”.



Las obras expuestas se dividen en dos grupos, situado cada uno en una sala diferente. El primer grupo lo integran dibujos que hablan del miedo y el horror de la Argentina dictatorial y desnudan en toda su violencia y perversión al terrorismo de Estado. A través del dibujo busco contar todo eso porque hay toda una generación que desconoce lo horrendo que fue lo que ocurrió y lo que se le hizo a una generación en este país” afirma María de los Ángeles.

“En la sala contigua a las memoranda que reflejan el horror de la dictadura, un segundo grupo de obras rememora las grandes luchas sociales de la historia reciente. “ Me tomé el atrevimiento de emular a los grandes maestros del arte para homenajear a todos los hombres y mujeres que se le plantaron a la opresión y la injusticia. Me parece que obras como el “Guernica” de Picasso, “La manifestación” o “Desocupados” de Berni, o “La sopa de los pobres” de Reynaldo Guidice y “Sin pan y sin trabajo” de Ernesto de la Corcova tienen que estar en la Casa por la Memoria, son obras que tienen que conocerse, que nos hablan del arte y la lucha social, y cuentan cosas que en este espacio tienen pertenencia.

María de los Ángeles Soler

María de los Ángeles nació en 1957 en Resistencia, Chaco, y tiene una trayectoria y formación docente de 35 años. Comenzó a trabajar como maestra rural, después de recibirse de Maestra de Artes Visuales, en 1973 y de Profesora de Pintura, en 1976. Es egresada del Instituto Superiosr del Profesorado de Enseñanza Artistica de Bellas Artes “Alfredo S. Pertile” y cursó estudios en el profesorado de escultura en 1976. Jubilada desde hace 3 años, se desempeñó como profesora titular de las materias Historia del Arte, Dibujo, Pintura y Sistemas de la Composición en ISPEABA y Jefa de Taller de Libre Expresión en el Instituto de Bellas Artes.

<<

>>

Comisión Provincial por la Memoria | Desarrollo: Juan Facundo Uferer Ferreyra