dic/10

13

13 DE DICIEMBRE DE 2010: UN RADIANTE DÍA DE JUSTICIA

 

13 DE DICIEMBRE DE 2010 EN LA CALLE ESPERANDO LA SENTENCIA

Los genocidas de la Causa Caballero fueron condenados a 25 y 15 años de prisión por torturas a detenidos políticos en la ex Brigada y en la Alcaidía en un contundente fallo, el primero de este tipo en la historia del Chaco.


Tenía que llegar, y llegó un 13 de diciembre. Treinta y cuatro años atrás los genocidas perpetraban una matanza emblemática de su modo de actuar, entre la noche y la niebla de la clandestinidad torturadora y asesina. Hoy, con un 13 de diciembre atípico, 12 genocidas fueron condenados por torturas en la Brigada, el centro clandestino de detención y exterminio más importante del Nordeste. Todos fueron condenados con las máximas establecidas por ser autores penalmente responsables de torturas agravadas “por la condición de perseguidos políticos de sus víctimas”, según consta en el ejemplar fallo del tribunal que integran los jueces Lucrecia Rojas de Badaró, Manuel Moreira y Víctor Alonso, el presidente. Quedan atrás 7 meses de debates con los testimonios de 91 testigos.

Una bulliciosa multitud desbordada por el optimismo copó la calle frente al tribunal en la mañana clara y fresca de este histórico 13 de diciembre de justicia. En la sala de audiencia la situación era de una tensa calma, con el sector de los familiares de imputados repleto de caras largas. Mario Bosch lució una corbata acorde con la situación: una estrella federal y la consigna Juicio y Castigo, obra serigráfica del artista Juan Britos.

Alonso arrancó con los tapones de punta. En menos de 20 minutos el magistrado leyó la primera sentencia por crímenes de lesa humanidad en el Chaco. Cuando terminó la lectura de la sentencia las imágenes en la sala fueron radicalmente contrapuestas: alegría y emoción por el lado de los ex detenidos y sus familiares, y llanto y amargura del lado de los familiares de los condenados.

En la calle cortada se siguió el juicio por medio de un plasma del Instituto de Cultura. Gritos, música, abrazos, lágrimas de alegría y el recuerdo siempre presente de los muertos queridos. A las cinco de la tarde una muchedumbre comenzó a concentrarse en la Casa por la Memoria, el epicentro de la marcha para homenajear a los caídos el 13 de diciembre de 1976, de cara a la pronta finalización de la causa que juzga la matanza, que continuará en 2011.

A continuación, la lista de condenados:

CONDENADOS CON TODO EL RIGOR DE LA LEY

Gabino Manader: 25 años de condena. Imputado por 25 hechos. Policía de la Brigada de Investigaciones.
José Francisco Rodríguez Valiente: 25 años de condena. Imputado por 15 hechos. Policía de la Brigada de Investigaciones.
Humberto Lucio Caballero: 25 años de condena por 14 hechos. Segundo jefe de la Brigada de Investigaciones de la Policía del Chaco.
José Marín (alias “Cabo Sotelo”): 25 años de condena por 7 hechos. Policía de la Brigada.
Ramón Esteban Meza: 25 años de condena por 4 hechos. Policía de la Brigada.
Luis Alberto Patetta: 25 años de condena por 2 hechos. También está imputado por su participación en la Masacre de Margarita Belén. Según el Informe Final de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de diputados del Chaco del año 85 Patetta le descerrajó un disparo de Itaka a Néstor Salas desde un metro de distancia. Militar.
José Tadeo Luis Bettolli: 25 años por 2 hechos. Militar.
Francisco Orlando Álvarez: 25 años por 3 hechos. Guardiacárcel de la Alcaidía.
Rubén Héctor Roldán: 25 años por 2 hechos. Guardiacárcel de la Alcaidía.
Oscar Alberto Galarza: 25 años por 3 hechos. Guardiacárcel de la Alcaidía.
Ramón Andrés Gandola: 15 años por un 1 hecho. Segundo jefe de la Policía del Chaco.
Enzo Breard: 15 años por 1 hecho. Policía de la Brigada.

La lista de represores impunes hasta la muerte es larga; algunos de los nombres más relevantes de ese grupo: el policía José María Cardozo, el agente del Side Alberto Valussi, el ex fiscal federal Carlos Eduardo Flores Leyes (los tres llegaron a estar imputados en la causa) y los jerarcas de la policía brava Carlos Alcides Thomas (jefe de la Brigada ) y Wenceslao Ceniquel (jefe de la Policía).

<<

>>

Comisión Provincial por la Memoria | Desarrollo: Juan Facundo Uferer Ferreyra