abr/13

17

EL PRÓXIMO MIÉRCOLES SE DICTARÍA LA SENTENCIA

Cumplida la contra-réplica de la defensa durante la mañana de hoy, la causa pasó a un cuarto intermedio hasta el miércoles 24 de abril. Ese día el imputado Norberto Tozzo podrá decir sus últimas palabras antes de que el Tribunal pase a deliberar el fallo de la causa que investiga cuatro desapariciones en la Masacre de Margarita Belén.

Por Gonzalo Torres/ Prensa Comisión Provincial por la Memoria Chaco

Durante la mañana del miércoles 17 de abril la defensa oficial del exmilitar Norberto Raúl Tozzo contestó la réplica acusatoria de la semana pasada y ratificó los argumentos y su petición de absolución del único imputado de la causa por cuatro desapariciones en la Masacre de Margarita Belén (13/12/76). La causa pasó a cuarto intermedio hasta el miércoles 24 de abril, fecha en la cual Tozzo podrá ejercer su derecho a decir sus últimas palabras antes de que el Tribunal Federal  que integran los jueces Alfredo García Wenk (presidente, de Formosa), Rubén David Quiñónez y Selva Angélica Spessot (de la Cámara Federal de Corrientes) pase a deliberar el fallo. Una vez que esto ocurra los jueces no pueden abandonar el Tribunal sin dictar una sentencia, por lo cual todo indicaría que se miércoles habrá un veredicto.Lo cierto aún con una sentencia condenatoria la justicia no será completa: el destino final de un mínimo de víctimas del fusilamiento clandestino del 13 de diciembre de 1976 permanecerá siendo una incógnita para sus familias y para la sociedad. Las querellas y la Fiscalía pidieron 24 años de prisión para Tozzo -excapitán de Inteligencia de Ejército durante la última dictadura cívico-militar- por la privación ilegítima de la libertad agravada por el tiempo en cuatro hechos en concurso real; se trata de las desapariciones de los fusilados Fernando Piérola, de Entre Ríos, 24 años; Roberto Horacio Yedro, de Corrientes, 28 años; Reynald Zapata Soñez, de Entre Ríos, 35 años, y Julio Andrés Pereyra, de Formosa, 25 años. La acusación presentada por las querellas y la Fiscalía tiene como punto esencial el protagonismo del Área de Inteligencia Militar en la diagramación y ejecución del plan de exterminio a las organizaciones populares, el papel de Tozzo en la represión en el NEA desde el Destacamento 124, la solidez y la coherencia de la totalidad de los testimonios de sobrevivientes respecto de los hechos del 13 de diciembre -que ya fueron probados en la Causa 13, el juicio a las Juntas Militares de mediados de los ochenta y el anterior juicio por la Masacre del bienio 2010/11- y por último el carácter permanente del crimen de desaparición forzada, con sus agravantes y la intolerable deuda por parte de la Justicia para con las víctimas y sus familias. También se aludió al “corralito judicial” con el cual el Supremo Tribunal de Justicia de Brasil benefició a Tozzo al momento de requerir su imputación.La defensa oficial pidió la nulidad de todo el proceso y la absolución de su defendido. Se invocaron razones de orden técnico y se objetó la valoración de la prueba, y la aplicación de la figura de desaparición forzada y  de concurso real. Se demandó la nulidad de los actos acusatorios y de los requerimientos por “afectación del derecho de defensa del acusado”, y la nulidad de las declaraciones en sede militar por ser “prueba ilegal y por afectar garantías constitucionales”.

LA CONTRA-RÉPLICA

 

Querellante Bosch, juez Quiñonez y defensor Costilla al termino de la audiencia

El de hoy fue el onceavo día de audiencia del juicio oral y comenzó pasadas las 8.30 y duró menos de diez minutos, en los cuales hubo tiempo para que la defensa exprese sus puntos de vista en relación con las objeciones presentadas por la parte acusatoria, e incluso un momento para el cruce entre las partes cuando desde la Fiscalía se le reclamó al defensor que limitara su exposición a hechos puntuales sin hacer ampliaciones, tal y como debieron hacerlo los fiscales en oportunidad de replicar el alegato defensor la semana pasada).El juicio oral dio inicio el 28 de febrero; declararon trece testigos “in situ” entre familiares de las víctimas y exdetenidos políticos, el guardiacárcel de Alcaidía (Re) Juan Ramón Rodríguez Valiente y Ermindo Navarro, exintegrante del área administrativa del Destacamento de Inteligencia 124. Además se incorporaron al debate las grabaciones realizadas por la Dirección de Cine y Espacio Audiovisual del Instituto de Cultura de Chaco de los testimonios del anterior juicio, la Causa Masacre de Margarita Belén I).  Las testimoniales de familiares y sobrevivientes aportaron detalles de la fenomenal paliza de la noche del 12 de diciembre en la Alcaidía, la nula posibilidad de fuga o rescate durante los traslados de presos políticos y sobre la posibilidad de que varios compañeros de militancia y cautiverio que no figuran en la lista oficial de trasladados pero que permanecen desaparecidos hayan sido ultimados en la Masacre de MB.

TOZZO Y LAS DESAPARICIONES

 

_

Tozzo fue detenido el 17 de septiembre de 2008 en Río de Janeiro, donde había permanecido prófugo desde 2003, luego de que un Hábeas corpus concedido por la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia dejara sin efecto una orden de captura emitida por la Justicia Federal. Fue extraditado desde Brasil en mayo de 2011, pocos días después de la sentencia de la Causa por la Masacre de Margarita Belén I en la que se condenó a ocho  militares a prisión perpetua y se absolvió a un policía por las ejecuciones del 13 de diciembre de 1976.En la presente causa se lo juzga por las cuatro desapariciones mencionadas. No obstante, existen fuertes indicios de que la lista de fusilados-desaparecidos relacionados con la Masacre de Margarita Belén podría ser mayor a esos cuatro casos: Eduardo Fernández (de Goya, Corrientes), Raúl Maria Caire (Paraná-Entre Ríos), Dora Noriega (San Martín-Chaco), Tomás Rojas (El Colorado-Formosa) y Luciano Díaz (Formosa) permanecen desaparecidos desde fechas cercanas al 13 de diciembre y se comprobó su cautiverio clandestino en distintos centros de detención de la provincia.

LAS PARTES INTERVINIENTES

El juez Alfredo García Wenk, de Formosa, preside el tribunal, secundado por los magistrados Rubén David Quiñonez y Selva Angélica Spessot, de la Cámara Federal de Corrientes. Alfredo García Wenk fue el cuarto juez en la Causa Caballero por torturas en el Centro Clandestino de Detención y Tortura (CCD y T) Brigada de Investigaciones. Juan Manuel Costilla ejerce la defensa oficial, tal y como lo realizara en las causas Masacre I y Caballero. La acusación del Ministerio Público es cursada por los fiscales Patricio Sabadini (Fiscal Federal Subrogante), Carlos Martín Amad (Fiscal General Subrogante) y Diego Jesús Vigay (Fiscal ad hoc en DD HH).Mario Bosch querella a Tozzo en representación de familiares de las víctimas, Secretaría de DDHH de Nación y del Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels); Sergio Quiroz y Duilio Ramírez por la Secretaría de DDHH de la provincia y Ataliva Dinani, Victoria Gerrieri y Melisa Valenti por la Liga por los Derechos del Hombre.

PRENSA COMISIÓN PROVINCIAL POR LA MEMORIA CHACO

 

 

<<

>>

Comisión Provincial por la Memoria | Desarrollo: Juan Facundo Uferer Ferreyra