abr/13

11

LA DEFENSA PIDIÓ LA NULIDAD DE TODO EL PROCESO Y LA ABSOLUCIÓN DE TOZZO

 

Defensor Oficial Juan Manuel Costilla

Se invocaron razones de orden técnico y se objetó la valoración de la prueba y la tipificación imputada a Tozzo, acusado de privación ilegítima de la libertad agravada en cuatro hechos en concurso real en la Masacre de Margarita Belén. La causa continuará el jueves 11 de abril con las réplicas de las querellas y de la Fiscalía.

Por Gonzalo Torres/ Prensa Comisión Provincial por la Memoria Chaco

En el noveno día de audiencia de la causa que investiga cuatro casos de desaparición forzada en la Masacre de Margarita Belén imputados al excapitán de Ejército Norberto Tozzo la defensa oficial ejercida por el doctor Juan Manuel Costilla realizó su alegato con la petición de la nulidad de todo el proceso y la absolución de su defendido, para  quien las querellas y la Fiscalía reclamaron la pena de 24 años de prisión.Durante casi tres horas el defensor oficial expuso los fundamentos de orden jurídico por los cuales a su entender el Tribunal debería declarar la nulidad de los requerimientos de elevación a juicio, de los testimonios y de las demás pruebas documentales que obran en la causa y absolver a su defendido. La causa pasó a cuarto intermedio y retomará actividad el próximo jueves 11 de abril, con las réplicas de la parte acusatoria; luego será el turno de las duplicas de la defensa, la última instancia antes de las palabras finales de Tozzo y el dictamen del Tribunal. Norberto Raúl Tozzo integró el Destacamento de Inteligencia 124 de Resistencia con el grado de capitán y se lo señala como un actor protagónico en las operaciones de represión a opositores políticos y militantes en todo el Nordeste. Fue detenido el 17 de septiembre de 2008 en Río de Janeiro, donde había permanecido prófugo desde 2003, luego de que un Hábeas corpus concedido por la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia dejara sin efecto una orden de captura emitida por la Justicia Federal. Fue extraditado desde Brasil a nuestro país en mayo de 2011, pocos días después de la sentencia de la Causa por la Masacre de Margarita Belén, que condenó a 8 militares a prisión perpetua y absolvió a un policía por las ejecuciones del 13 de diciembre de 1976. Los cuatro casos de desapariciones imputados en la causa son los de los fusilados Fernando Piérola, de Entre Ríos, 24 años; Roberto Horacio Yedro, de Corrientes, 28 años; Reynald Zapata Soñez, de Entre Ríos, 35 años, y Julio Andrés Pereyra, de Formosa, 25 años.

ALEGATO DEFENSOR

 

Imputado Norberto Tozzo

Sin entrar en discusiones sobre la validez de sus argumentos,  el defensor oficial Juan Manuel Costilla fue conciso en su alegato y consecuente con el ejercicio del derecho de defensa de Tozzo. Principalmente objetó la forma de la acusación, la descripción de los hechos y  conductas que se le imputan a su defendido y la aplicación de la figura de desaparición forzada y la de concurso real. “Si analizamos las piezas acusatorias nos damos cuenta que los requisitos no están cumplidos. Existe una causal de nulidad de todos los actos imputativos y por consecuencia de todo el proceso” afirmó. Luego cuestionó la validez de las declaraciones prestadas en sede militar por parte de Tozzo y compañía, y adujo que su defendido se vio “compelido a firmar las actas bajo amenaza  de muerte” por parte del fallecido coronel Hornos. El defensor oficial pidió la nulidad de los actos acusatorios y de los requerimientos por afectación del derecho de defensa del acusado y la nulidad de las declaraciones en sede militar por ser prueba ilegal y por afectar garantías constitucionales y la absolución de Tozzo por insuficiencia probatoria. Consideró “atípica la conducta, por no encuadrarse en figuras jurídicas y extinguida la acción penal por prescripción. Previsor, Costilla solicitó que de ser dictada una sentencia condenatoria,  la misma no exceda el tiempo que  Tozzo lleva detenido (seis años) y que por consiguiente se disponga su liberación.

SOBRE EL INFORME DE 1980

 

_

En relación con el escrito de Tozzo de 1980 en el cual el imputado invoca haber participado con énfasis en el diseño y ejecución de operaciones de represión en todo el Nordeste, Costilla se vio obligado a ensayar una suerte de excusa: “Se trata de un descargo de mi defendido en el cual luego de haber sido echado del Ejército él plantea aquello que sus superiores querían escuchar para evitar el fin de su carrera” explicó. En el escrito Tozzo declara  haber intervenido en numerosas “actividades especiales de Inteligencia y de algunos otros procedimientos que contribuyeron para que al término de dos años y medio se descabezara en cinco oportunidades la conducción regional de Montoneros, aniquilándolos en Resistencia, Goya, Posadas y Formosa”.

DESAPARICIONES EN LA MASACRE DE MB

A raíz del fallo de extradición del tribunal de Brasil (“corralito judicial” según palabras del juez García Wenk), la investigación de la causa está constreñida únicamente a las desapariciones de Fernando Piérola, Roberto Horacio Yedro, Reynald Zapata Soñez y Julio Andrés Pereyra. Todos ellos figuran en la lista de traslado y fueron objeto de  burdas maniobras por parte de la dictadura para hacerlos pasar por prófugos luego de aniquilarlos y esconder sus cadáveres, situación que se prolonga hasta la fecha. No obstante, existen fuertes indicios de que la lista de fusilados-desaparecidos podría ser mayor que estos cuatro casos. Eduardo Fernández (de Goya, Corrientes), Raúl Maria Caire (Paraná-Entre Ríos), Dora Noriega (San Martín-Chaco), Tomás Rojas (El Colorado-Formosa) y Luciano Díaz (Formosa) permanecen desaparecidos desde fechas cercanas al 13 de diciembre y se comprobó su cautiverio clandestino en distintos centros de detención de la provincia.

PRENSA COMISIÓN PROVINCIAL POR LA MEMORIA CHACO

 

 

<<

>>

Comisión Provincial por la Memoria | Desarrollo: Juan Facundo Uferer Ferreyra